Loading...

lunes, 7 de septiembre de 2009

189- Ninguna llegó a lograr la Divina Gloria



Durante los años 80 surgieron algunas buenas actrices cómicas que por un momento permitieron suponer una renovación genuina del género que prácticamente habían dejado vacante Niní Marshall y Olinda Bozán.
Así apareció una muy cómica Divina Gloria que debutó con un pequeño papel en la película "Las Mujeres son Cosas de Guapos" junto a Porcel y Olmedo, Olmedo quedó cautivado por la gracia de la actriz (y cantante) de pequeña estatura y enorme nariz (que luego se operó) y la reclutó para sus filas, logrando verdaderos momentos de gran comicidad, la esposa de Perez, la secretaria rusa de Alvarez y Borges, la hija renga de Beba Bidart en la película "Susana quiere, el Negro También" (originalmente llamada "Al que quiere Celeste") lamentablemente, luego de la muerte de Olmedo, las oportunidades para el lucimiento de la prometedora actriz se fueron diluyendo...continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario