Loading...

martes, 11 de mayo de 2010

410- Las mil y una Chinas



Haciendo en el teatro Solís de Montevideo la obra “El honor no es cosa de mujeres”
China Zorrilla le encontró solución a una escena donde supuestamente gente de la alta sociedad celebraba un banquete, todos de gala, el problema era que comer en escena? Tenía que ser algo fácil de tragar y que les permitiera a los actores seguir los parlamentos.
La gran China sugirió servir porciones de faina cortadas en formas de medallones, que a los ojos de los espectadores no podrían distinguir que comían y la faina, realizada con harina de garbanzo era fácil de tragar y de esta manera seguir hablando.
Hasta ahí todo bien.
Comienza la escena, todos de gala, entra el actor que debía servir el “manjar” y dice muy ceremonial “Un poco más de faina?”
Los actores que estaban en escena comenzaron a tentarse de risa (China incluida) no pudieron seguir y casi sin voz y llorando de risa pidió “telóoooon”

No hay comentarios:

Publicar un comentario