Loading...

sábado, 24 de agosto de 2013

505- Biondi y Olmedo, tan distintos, tan iguales

Pepe Biondi y Alberto Olmedo son dos de nuestros mas importantes referentes humorísticos.Posiblemente tratar de asociarlos con puntos en común podría parecer complicado, sin embargo hay varios puntos fundamentales que logran asociar ambos perfiles. Tanto Biondi (4 de Septiembre) como Alberto Olmedo (24 de Agosto) eran Virginianos, ambos tuvieron infancias de extrema pobreza, infancias paupérrimas que marcaron para siempre sus vidas con un cierto aire de tristeza, sin embargo y contrariamente a lo que suele pasar, ni Biondi ni Olmedo transformaron esa dolorosa experiencia infantil en resentimiento, por el contrario, ambos ya consagrados eran muy generosos y excelentes compañeros de trabajo, entendiendo que cada pieza del elenco resultaba importante, permitiendo el lucimiento de cada uno (cosa no demasiado frecuente entre los Capocómicos ) Tanto Biondi como Olmedo practicaron acrobacias desde muy pequeños, permitiéndoles utilizar sus físicos para realizar sus rutinas y sorprender al público. Biondi en el circo, obligado a golpes por el payaso Chocolate y Olmedo en el Club Newell’s Old Boys de Rosario donde formó parte de “Primer conjunto de gimnasia Plástica” Biondi siguió haciendo acrobacia de grande junto a Dick con quién formaba el dúo Dick y Biondi, hasta que un grave accidente en la espalda de Biondi, luego de una mala caída terminó con las “acrobacias del dúo que se transformó en un dúo cómico de mucho éxito. Cuenta Toño (Antonio Ruiz Viñas) amigo desde la infancia de Olmedo en Rosario, que con Alberto querían formar un dúo cómico, por ese entonces Dick y Biondi actuaban mucho en Rosario y se los conocía como “Los locos de la cachetada” a Toño y a Olmedo les encantaba y quisieron copiar el estilo, pero según Toño “quisimos hacer algo similar, pero lo desestimamos porque no coordinábamos los bifes y terminábamos muertos de dolor” Esto da muestra de la temprana admiración que Olmedo sentía por Pepe Biondi. Ambos cómicos quedaron calvos muy jóvenes y tuvieron que recurrir al uso de peluca para trabajar y dar una imagen más jovial, Biondi nunca se mostraba en publico sin peluca o en su defecto sin sombrero, en cambio Olmedo la odiaba usar aplique capilar y en cuanto pudo dejó de usarlo. No son pocas las coincidencias que unen a estos dos queridos, talentosos y nunca resentidos ídolos populares que tenían en la platea menuda una inmensa legión de admiradores.

2 comentarios: